CLIFF BURTON: UN MITO DEL ROCK A 35 AÑOS DE SU MUERTE

Posted on Posted in Efemérides

Un trágico accidente (27/09/1986) terminó con la vida de un músico que prometía en convertirse en leyenda del rock.

Sólo 24 años le bastaron a Clifford Lee Burton (Castro Valley, California, 10 de febrero de 1962-Kronoberg, Suecia, 27 de septiembre de 1986), para dejar una huella en la escena del rock. Su accidental muerte durante un tour junto a Metallica, terminó por acrecentar un legado que se puede ver de manifiesto en los trabajos más célebres de la agrupación de San Francisco.

Hijo de padres hippies, fue seleccionado como el noveno mejor bajista de todos los tiempos en una encuesta en línea de lectores organizada por la revista Rolling Stone en 2011. Un reconocimiento que no alcanza disminuir la fatalidad de su destino.

Nacido el 10 de febrero de 1962,​ en San Francisco, California, desde niño empezó a tomar clases de piano. Sin embargo, 19 de mayo de 1975, su hermano murió de un aneurisma cerebral. Fatídico desenlace que afectaría su vida para siempre. Sin ir más lejos, después de su fallecimiento, empezó a tocar el bajo y tomar clases de música. Él comentó a su círculo íntimo: «I’m gonna be the best bassist for my brother» («Yo voy a ser el mejor bajista por mi hermano»). Durante su primera etapa empezó a tocar con bandas como AD 2 Million, Agents of Misfortune, (junto a Jim Martin, quien más adelante sería integrante de Faith No More), y EZ Street, (junto a Martin y Mike Puffy Bordin, quien sería baterista de Faith No More y Ozzy Osbourne). Una constelación de incipientes músicos que luego daría su gran salto a la fama, tal como fue el caso de Burton.

En 1982, cuando tocaba con Trauma en el Whisky A Go Go, dos miembros de Metallica, James Hetfield y Lars Ulrich, entraron al lugar y escucharon que se ejecutaba un solo. Al ver a Cliff, se sorprendieron que la instrumentalización provenía de un bajo y no de una guitarra. Asimismo, fueron asombrados por la agresiva técnica que ejecutaba sobre el escenario. Sin duda, espectáculo aparte.

Tras la salida de Ron McGovney (bajo) de la banda, decidieron que Burton era el hombre que necesitaban para reemplazarlo. Sin embargo, Burton no aceptó tan fácilmente su propuesta. Respuesta que se vio alterada cuando Metallica, optó por abandonar Los Ángeles, su base de operaciones, y sentar raíces definitivamente en San Francisco.

El primer álbum de estudio, “Kill ‘Em All”, se lanzó en julio de 1983, después de la incorporación de Cliff en el grupo. No obstante, 9 de los 10 temas del álbum ya estaban hechos antes de la entrada de éste en el grupo. La única canción en la que se le da crédito como autor es “(Anesthesia) Pulling Teeth”. Un estremecedor e insigne solo de bajo creado en el que se aprecia su distintiva manera de tocar, incorporando gran distorsión, el uso del pedal de wah-wah y el tapping.

Como dato curioso…en 1984, Cliff juntó a sus amigos Jim Martin (entonces guitarrista del grupo Faith No More) y Dave Didonato (quien después sería baterista de Ozzy Osbourne) forman el grupo The Agent of Misfortune, para entrar en la Batalla de las Bandas. Sus intenciones eran mostrar a un público en general, la experimental música que creaban en el rancho de Maxwell, absolutamente diferente a sus rivales basados en el glam rock. Aunque sus canciones duraban mucho tiempo, la banda sólo tocó durante doce minutos, ya que era el tiempo límite. Al terminar la canción, el jurado y el público quedaron desconcertados con la extraña música, junto a sistemático destiempo de Cliff y Jim. Finalmente The Agent of Misfortune, no se clasificó para la Batalla de las Bandas.

Regresando a Metallica, en 1984 lanzó su segundo álbum de estudio, “Ride the Lightning”. Una placa done la influencia de Cliff, se hace presente a través de todo el álbum. Burton, sacó a relucir lo mejor de su talento en “The Call of Ktulu” y “For Whom the Bell Tolls”. Dos canciones que con los años se transformarían en clásicos de la banda.

En 1986 se lanzó el tercer y exitoso álbum de estudio de Metallica, “Master of Puppets”. La más importante influencia de Cliff en el álbum es la instrumental “Orion”, sumado a la canción que le da título al material. Después del lanzamiento, realizaron una gira por los Estados Unidos para luego empacar las maletas y emprender rumbo a Europa.

El 26 de septiembre, Metallica tocaba en Estocolmo, Suecia. Fue una gran noche, sobre todo para la banda, era la primera vez que Hetfield volvía a tocar la guitarra en dos meses, ya que se había fracturado el brazo en la mitad de la gira. En dicha velada, Cliff tocó un gran solo de bajo, en una versión muy melódica de “Star Spangled Banner” (Himno Nacional de los Estados Unidos).

La última canción que Cliff tocó con Metallica fue una versión de la canción Blitzkrieg, original de la banda del mismo nombre. Sin embargo, las luces volvieron a encenderse mientras se escuchaba el comienzo de “Fight Fire with Fire”. Oportunidad donde nuevamente los integrantes para completar dicha canción. Terminada la canción, James Hetfield se dirigió al público diciéndole “Muchas gracias, Estocolmo (…) esperamos regresar muy pronto”. Nada hacía prever del fatídico desenlace que tendría aquel viaje.

Después del concierto, la banda tomó el autobús para dirigirse de Estocolmo a Copenhague (Dinamarca), para su próximo concierto dispuesto para el 27 de septiembre de 1986. A principios de esa misma noche, la banda eligió cartas al azar para asignarse los puestos en que dormirían: todos querían dormir en la cama de Kirk Hammett. Para desgracia de Cliff Burton sacó el As de Picas, eligiendo el lugar donde el guitarrista solía dormir.

Alrededor de las 6:15 de la mañana, el conductor perdió el control del autobús y trató de enderezar el volante para volver a la carretera. El autobús empezó a patinar fuera de control y rodó varias veces antes de llegar a su fin. Burton salió eyectado del vehículo y éste le cayó encima. La banda salió del autobús y encontraron a Cliff aplastado por el vehículo de la espalda hacia arriba. Según Mick Hughes, ingeniero de sonido de Metallica, nadie estaba seguro de si Burton estaba muerto, ya que el autobús había sido levantado para luego caer nuevamente sobre el cuerpo del bajista.

Según el conductor, el bus derrapó debido a las placas de hielo que había en la carretera, lo que ocasionó el vuelco. Hetfield, furioso por lo sucedido, lo insultó e intentó golpearlo junto con Hammett, siendo detenido por sus compañeros. Posteriormente recorrió una distancia considerable de la carretera, buscando las mencionadas placas de hielo que el conductor había mencionado. Como era de suponer…nunca las encontró.

El informe del accidente declara como causa de fallecimiento una compresión torácica con una contusión pulmonar, atestiguado por el doctor Anders Ottoson, médico certificado. El informe policial señaló que la temperatura del aire en el lugar fue de 3,7 °C. Sin embargo, no se hace mención sobre alguna placa de hielo de la carretera. Las pesquisas determinaron que el conductor, contra las especulaciones, no iba ebrio ni dormido. Después de 10 años se supo que en realidad fue una fatalidad lo ocurrido.

Su cuerpo fue trasladado a los Estados Unidos. Su funeral se realizó el 7 de octubre de 1986, en Chapel Of The Valley en la localidad de Castro Valley, California. Fue incinerado, y sus cenizas fueron repartidas en el rancho de Maxwell, un lugar donde había pasado mucho tiempo con sus amigos Jim Martin y Dave DiDonato. Uno de los asistentes fue su amigo, Dave Mustaine.

La historia de Metallica es sabida. Ha conocido de dos bajistas posterior a la muerte de Cliff y un éxito mundial a pedir de boca. Su influencia en la escena del trash metal ha marcado el paso de las generaciones, sujetas a un legado que Burton sigue construyendo a 35 años de muerte.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *