YANETH MOROCHA VALENCIA: EL LADO FEMENINO DE JUDAS

Posted on Posted in Entrevistas

La intérprete actriz y cantante de Jesucristo Superestrella, nos reveló las motivaciones que dirigen su incipiente carrera musical.

Por Beto Arán.

El Teatro Municipal de Ñuñoa (Ex California), recibía con expectación el estreno de una obra que revolucionó el concepto artístico, cinematográfico y musical ligado a la religión de la cultura occidental. Ahí donde el baile e impulsivos diálogos se enlazan con la originalidad de una banda sonora, dispuesta a volar el imaginario de todos los amantes del rock.

La Compañía Artalen, fue la encargada de construir un proyecto que reportó significativas proyecciones individuales y colectivas. Un gran trabajo consolidado bajo la dirección general de Ariel Cataldo. Oportunidad donde Yaneth Morocha Valencia, brilló al amparo del controvertido Judas. Una interpretación artística y vocal sujeta a meses de arduos ensayos, logrando resultados que hoy consolidan una carrera de múltiples proyecciones.

Temáticas abordadas en conversación exclusiva con Los 90, profundizando sobre los diversos matices que ostentó su exitosa participación en la citada obra.

¿Cómo se vivió el proceso de los ensayos y cuál es tu percepción sobre el resultado final de la obra?

“Fue difícil. Al inicio la mayoría de los integrantes eran personas nuevas en la compañía. Dicho factor exigió un trabajo de conocimiento y generar lazos de confianza entre los actores.  Algunos se quedaron, mientras que otros abandonaron el proyecto, generando un cúmulo de dificultades. Sin embargo, con las personas que continuamos se generó un feeling especial… intensificado con el paso del tiempo.  Ese fiato nos ayudó a soltarnos en la parte vocal, manejo escénico y expresión corporal. Cualidades que finalmente se vieron reflejadas en el escenario.

Asimismo, se hizo un arduo trabajo…desde tener actividades de improvisación teatral, baile entretenido, ensayos de canto con letra en mano, grabación de coros de apoyo y colaboración en el montaje del escenario”.

Desde la perspectiva escénica y vocal ¿Cuál es la valoración de interpretar un papel tan importante como Judas bajo el contexto de un clásico como Jesucristo Superestrella?

“Esta es mi ópera rock favorita. Además, tengo un especial cariño hacia la figura de Judas como protagonista. No obstante, inicialmente era interpretar el rol de María Magdalena… un papel de mujer. Ahora, al momento de asistir a la audición el equipo de coordinadores me contó que querían hacer algo innovador. Fue así como me eligieron para representar a Judas, entendiendo que ostento un registro más grave. Al principio tenía miedo, aunque con el correr de los días me fui acostumbrando a la idea.  Lo más difícil fue encontrarle un sello personal, ya que no podía encontrar un referente asociado al papel…todos los Judas han sido hombres. Necesitaba encontrar una identidad propia para que la gente viera a una mujer, de perfil rudo y  furioso”

De igual forma, vocalmente tuve que trabajar los matices de cada escena para interpretar la emoción del momento. La parte escénica fue lo que más me costó, ya que no soy actriz”.

¿Cómo fue el proceso de adaptación sobre el escenario?

“Solo tengo el manejo escénico como cantante.  Fue un duro trabajo expresar corporalmente la evolución de un personaje tan complejo.  La progresión de Judas iba desde contarle a la gente lo que estaba pasando, su disputa con María Magdalena vinculada al cariño de Jesús y el arrepentimiento con posterior suicidio del personaje. Dramatización que finaliza con un show estilo Broadway”.


¿Cuál es la proyección que le imprime a tu carrera la participación en Jesucristo Superestrella”

“Esta experiencia le da peso a mi currículum como cantante. En lo que resta del año, deseo fomentar aún más mis eventos (cumpleaños, aniversarios, matrimonios, etc).  Ojalá se dé la oportunidad de integrar nuevamente una banda de covers. Mi estilo, tanto en solitario como en grupo, se asocia al rock y pop que van desde la década de los 70’s hasta los años 90’s.  Además, hay planes de retomar el programa de noticias de Guns N’ Roses difundido a través de las plataformas virtuales”.

¿Cómo te proyectas el próximo año con la compañía Artalen?

“Me propusieron seguir con ellos en el musical del segundo semestre de 2019. Sin embargo,  quiero fomentar mis eventos y explorar cosas nuevas.  De todas maneras, el próximo año deseo nuevamente interpretar a Judas y poder mejorar el personaje. Siento que quedé con una deuda en ese sentido”.

Una vez presentada la obra ¿Cuál es el saldo que te deja en lo artístico, espiritual y profesional?

“Es lo más lindo e importante que me ha pasado musicalmente. Cumplí mi sueño de actuar en Jesucristo Superestrella y nada más…que interpretando el papel de Judas…algo totalmente impensado para mí.  Conocí a gente maravillosa, creando un lazo distinto a todo lo que he vivido. Hoy me siento más profesional y mejor persona”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *