ENTREVISTA A HERNÁN ROJAS Y LA CONSOLIDACIÓN DE LOS MEGAEVENTOS EN CHILE

Posted on Posted in Entrevistas

El ingeniero en sonido responsable de grabaciones junto a artistas como Van Halen y Fleetwood Mac, analizó la contingencia y proyecciones de la industria nacional. Una voz autorizada del rock que transmite sus experiencias todas las mañanas junto a “La Ley del Rock” en Radio Futuro.

Por Beto Arán.

El 7 de marzo de 1989, representa un día histórico para la industria del espectáculo. Chile, tras largos años de monotonía cultural, se abría a la búsqueda de nuevos diseños, estructuras y orientaciones de negocio ligadas al espectro musical. Rod Stewart se presentaba ante 60 mil personas en el Estadio Nacional, ofreciendo un recital donde la calidad artística, despliegue técnico y pulcritud del sonido dejó sorprendida a la crítica especializada.

Ya no era necesario cruzar la cordillera ni asistir al Festival de Viña, para escuchar a una estrella del rock. A tres décadas de esa calurosa velada, los megaeventos representan una institución consolidada en nuestro país.

Realidad que obligó a una profesionalización del rubro, atendiendo a las necesidades del público que desembolsa grandes cifras de dinero. Para Hernán Rojas, ingeniero en sonido y locutor de Radio Futuro, el escenario responde a una evolución natural de las productoras. “Los grandes recitales necesitan de un valor agregado. El fans realiza inversiones equivalentes a países desarrollados con mayor tasa de ingresos. Si bien, existen aspectos por mejorar, las experiencias vividas con grandes artistas o en reconocidos festivales, nos acerca a la calidad de espectáculos que se desarrollan en otras latitudes del mundo”.

Las alianzas entre las productoras con casas comerciales, entidades bancarias o compañías de telecomunicaciones, también han sido responsables del explosivo crecimiento de la industria. El acceso crediticio, facilita al consumidor pactar la deuda en módicas cuotas. Factor que asegura masivas convocatorias, sin espacio a una disminución por el precio del boleto.

“Se aplica una fórmula que conjuga el riesgo y valor del artista. Los músicos de talla mundial, elevaron el costo de sus tarifas. Tendencia opuesta a aquellos de menor repercusión, quienes bajaron sus precios generando una fuerte polarización. Asimismo, al caer las ventas de discos, el artista subsiste de las utilidades registradas por sus shows en vivo. Incluso, el merchandising pasó a ser tan importante como la venta de entradas. Hoy las giras contemplan mayor cantidad de países, tendencia que no ha sido suficiente para bajar el precio de los tickets. Finalmente se trata de un negocio”, señaló Rojas.

Chile, país rockero. Si bien, el concepto pop engloba vertientes ligadas al género electrónico, romántico o tropical que lo hacen atractivo a un público transversal, Latinoamérica ha expresado una devoción que instala al rock entre los espectáculos con mayor convocatoria. Según Rojas, Chile no ha sido la excepción. “Una banda como Iron Maiden o Metallica, son capaces de agotar 60 mil entradas. Eso ratifica la importancia de un soporte en vivo que apunta a sofisticar sus recursos, asociando a otras formas de entretención. Roger Waters, es fiel ejemplo de aquello”.

Vamos a disfrutar con un material acorde a la trayectoria de nuestro gran entrevistado. Elementos dignos de elogios para el ingeniero nacional. 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *